Introducción y meta del proyecto

El proyecto CORE. Coordinando una respuesta individualizada para víctimas de violencia de género está siendo desarrollado por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, a través de la Dirección General de Política Social de la Consejería de Sanidad y Política Social. La meta del proyecto CORE es proporcionar una respuesta más individualizada a la mujer y a sus hijos e hijas, potenciando un mayor ajuste entre sus necesidades y los servicios de las instituciones, logrando por tanto una respuesta más eficaz en términos de atención integral y más eficiente desde el punto de vista de la asignación y uso de los recursos técnicos y humanos.

 

Objetivo general 1. Impulsar la coordinación interinstitucional

El primer objetivo del proyecto es fomentar la coordinación interinstitucional, especialmente entre los recursos especializados en violencia de género y los generalistas, lo que se estructura en los siguientes objetivos específicos:
– Objetivo 1.1. Implantar un enfoque de mejora continua a través de un seguimiento permanente del cumplimiento del Protocolo de Coordinación Interinstitucional y del trabajo realizado por las Mesas Locales de Coordinación.
– Objetivo 1.2. Homogeneizar y protocolizar el tratamiento y el enfoque de aproximación a la víctima con independencia del recurso al que se dirija, con el fin de garantizar unos estándares en la atención e información suministrada.
– Objetivo 1.3. Potenciar la coordinación en la respuesta y percepción de protección de la víctima y que ésta perciba mayores niveles de protección y respaldo de las instituciones a través del personal de intervención directa.

 

Objetivo 2. Desarrollar la implantación del sistema de información compartida

De cara a mejorar la atención personalizada a víctimas de violencia de género, dentro del proyecto CORE se están desarrollando mejoras en el sistema de información compartida y de gestión de expedientes, lo que se traduce en estos dos objetivos específicos:
– Objetivo 2.1. Impulsar un plan de atención personalizado, haciendo de esta plataforma electrónica un entorno colaborativo de profesionales en el que reflejar las intervenciones, demandas, evaluaciones y derivaciones entre recursos.
– Objetivo 2.2. Protocolizar los procedimientos de gestión de la información en el entorno de la aplicación de gestión de expedientes SIGUE, para hacerla accesible y comprensible a cualquier profesional, con independencia del recurso y del momento en que se produzca la consulta o introducción de datos.
– Objetivo 2.3. Optimizar la gestión de los recursos técnicos y humanos especializados y orientarla a las necesidades individuales, a través de la inclusión y tratamiento estadístico de una serie de indicadores.

 

Objetivo 3. Potenciar la evaluación periódica de necesidades de la mujer 

El desarrollo de un plan de atención personalizado no puede llevarse a cabo sin tener en cuenta que las necesidades de la mujer cambian a lo largo del tiempo según avanza en su proceso de recuperación integral. Por ello, se plantean estos objetivos específicos:
– Objetivo 3.1. Optimizar la respuesta a la víctima, haciendo de la atención a la mujer y sus hijos e hijas un proceso dinámico, para lo cual se tendrá en cuenta tanto la valoración profesional como de la usuaria, con el fin de que los objetivos, recursos y seguimientos vayan adaptándose a las necesidades reales de la usuaria.
– Objetivo 3.2. Optimizar la respuesta a la víctima según su situación de riesgo, que si bien está incluida en el objetivo anterior, tendrá en este proyecto una importancia especial. Todo ello, de cara a garantizar que su protección y seguridad cuentan con una correcta asignación de recursos y encajan con el resto de medidas de asistencia integral puestas en marcha, con especial atención a los casos de riesgo extremo y especial vulnerabilidad.
– Objetivo 3.3. Impulsar la coordinación entre los recursos de atención a mujeres y los servicios de atención especializada a sus hijos e hijas expuestos a violencia de género, con el fin de garantizar una correcta derivación e intervención psicológica acorde a sus necesidades y de manera integrada con la atención proporcionada a la madre.

 

Objetivo 4. Mejorar la calidad del sistema de atención integral

Además de evaluar las necesidades de la mujer, los procedimientos de coordinación e intervención deben ser revisados y evaluados de manera periódica por el personal de los recursos que atienden a las mujeres y a sus hijos e hijas. Por ello, en términos de calidad del sistema de atención se plantean los siguientes objetivos:
– Objetivo 4.1. Implantar un sistema de mejora continua en la Red Regional de Recursos que permita, involucrando tanto a profesionales, gestores y a la propia mujer, realizar una evaluacion crítica de los distintos aspectos relacionados con la intervención llevada a cabo en los diferentes recursos de intervención.
– Objetivo 4.2 Incorporar las metodologías de gestión de la calidad a los procedimientos de trabajo habituales de los profesionales, de tal forma que tanto la introducción de datos, los procedimientos ligados a esta evaluación del sistema, así como la incorporación de esos resultados, sean integrados con fluidez en sus rutinas de trabajo.
– Objetivo 4.3 Mejorar la intervención y coordinación a través de la evaluación de los propios colectivos implicados, permitiendo que sean los propios profesionales y las usuarias quienes vayan detectando áreas de mejora y proponiendo los mecanismos que más se ajustan a sus necesidades para abordarlas.